BIENVENIDA AL NAVEGANTE

Este cuaderno contiene varias experiencias vividas en Ayacucho en momentos distintos pero que se funden en una sola: el trabajo como voluntario en las casas hogares Los Gorriones y Casa de Willy y la producción de una serie de documentales sobre el conflicto armado peruano: "Las Huellas del Sendero", "El Expreso Cabanino", "Te Saludan Los Cabitos" y otros. Este espacio pretende dar a conocer y fomentar el apoyo a las iniciativas que trabajan con la infancia y la defensa de los derechos humanos en Ayacucho. Se abre el cuaderno...

viernes, 20 de abril de 2012

Decididos a no abandonar el Sendero


El brazo armado del Camarada José en el VRAE (Valle de los Ríos Apurimac y Ene) sigue dando muestras de su poder.

No hay que dejarse confundir por el hecho de que el otro brazo armado que operaba en la zona del Alto Huallaga bajo las órdenes del Camarada Artemio haya sido desarticulado recientemente. Puesto que las dos vertientes armadas de Sendero no sólo no actuaban en coordinación, sino que estaban enfrentadas y mantenían entre ellas una lucha de poder.

En lo que viene siendo ya un titular habitual en los periódicos peruanos (y empieza a serlo en la prensa internacional también), esta semana el Comité Regional del Centro, el grupo armado del Camarada José, ha vuelto a derribar un helicóptero del ejército y ha mantenido varios enfrentamientos, matando a seis soldados e hiriendo a otra docena.

Estos enfrentamientos ocurren justo después de que Sendero haya liberado a los 36 trabajadores de la planta de gas Camisea a los que había secuestrado hace varios días (recordemos que en 2003 Sendero ya había perpetrado una acción similar secuestrando a 71 trabajadores de la empresa argentina Techint). De esta manera, junto al narcotráfico, los secuestros masivos pueden convertirse en una de las nuevas fuentes de financiación del brazo armado de Sendero.

Los analistas del fenómeno de Sendero afirman que los hombres armados con los que cuenta el camarada José en el VRAE serían ya unos quinientos, contrariamente a la cifra de ciento cincuenta hombres que ha venido manteniendo la versión del estado hasta hace poco. También se cree que sus hombres estarían organizados en 10 columnas operativas distintas. Y que este tentáculo de Sendero estaría extendiendo progresivamente su zona de poder fuera de la selva de Ayacucho.

El gobierno ha declarado la zona en estado de emergencia durante sesenta días y ha enviado a 1.500 soldados para tratar de acabar con el último brazo armado de Sendero. Pero lo cierto es que desde que se introdujo el plan VRAE en 2006 para acabar con ellos, no se han obtenido demasiados resultados... Y es que José y sus camaradas están decididos a no abandonar el Sendero.

Y mientras ello sea así, este largo conflicto que desangra a Ayacucho y a Perú desde hace ya más de treinta años no se cerrará. La herida seguirá en carne viva.

No hay comentarios: