BIENVENIDA AL NAVEGANTE

Este cuaderno contiene varias experiencias vividas en Ayacucho en momentos distintos pero que se funden en una sola: el trabajo como voluntario en las casas hogares Los Gorriones y Casa de Willy y la producción de una serie de documentales sobre el conflicto armado peruano: "Las Huellas del Sendero", "El Expreso Cabanino", "Te Saludan Los Cabitos" y otros. Este espacio pretende dar a conocer y fomentar el apoyo a las iniciativas que trabajan con la infancia y la defensa de los derechos humanos en Ayacucho. Se abre el cuaderno...

miércoles, 4 de octubre de 2006

Tareas y cuentos para dormir

Los últimos días se han sucedido de forma casi idéntica. El día amanece despejado, con un sol radiante y finaliza desatando una tormenta que crea riadas y enseguida embarra todo el Carmen Alto. Me he pasado las últimas tardes practicando lectura y escritura con Mishel y Margary. Tarea que requiere armarse de una gran paciencia y determinación, ya que tras largas semanas (quiero pensar que no son meses, aunque seguramente lo son) ambas siguen confundiendo las letras sin cesar y no consiguen memorizarlas. Olvidan lo que acaban de aprender y llegan a mezclar letras y sonidos que nada tienen que ver entre ellos. A veces confunden incluso letras con números. En momentos así uno se da cuenta de lo largo que es el proceso de aprendizaje de leer y escribir (máxime para un niño con discapacidad) y la dificultad que experimentan estas niñas seguramente superará con creces la que yo encontraría al aprender la caligrafía china o árabe. Aún así los esfuerzos no son vanos y veo como poco a poco van haciendo progresos.

Del mismo modo, he acabado los últimos días sentado en el suelo con la luz apagada en el cuarto de los niños más grandes, contándoles alguna historia, relatándoles viajes por parajes totalmente desconocidos por ellos o hablándoles de mundos reales o ficticios. Por increíble que aún me parezca, con estos relatos consigo captar su atención de una forma que jamás hubiera imaginado, aunque el supuesto objetivo sea que se queden dormidos! Me sorprende también como incluso los detalles más nimios consiguen espolear su imaginación. Nunca me he tenido por un buen cuentacuentos y sigo sin hacerlo, pero parece ser que dejar volar mi imaginación en el silencio de la oscuridad resulta efectivo. Lo que aún ignoro es que me inventaré esta noche para calmar a estas fierecillas...

No hay comentarios: